Mérida 9/10 Retablo de la iglesia de Santa Catalina - Templo de Diana


El RETABLO DE LA IGLESIA DE SANTA CATALINA.

Los alrededores del templo de Diana tienen una larga tradición religiosa y espiritual. Un documento de 1.498 refiere que, en la Edad Media, aquí había una sinagoga judía sobre la que posteriormente se construyó una iglesia cristiana.
Conocemos algunas reformas realizadas en esta iglesia a lo largo del tiempo. Así a finales del siglo XV tenía tres naves sobre arcos de cantería. En su altar mayor, también de piedra, se veneraba la imagen de Santa Catalina, una talla de madera pintada.
A través de un documento del siglo XVII, sabemos que sus dos fachadas eran de cantería "labradas a lo morisco" y que tenía campanario.
Tras nuevas reformas y abandonos temporales pasó a manos de particulares, manteniendo su actividad religiosa hasta los años 70.
En 1.977 fue derribada tras haber sido expropiada junto con el palacio de los Condes de los Corbos.


UN EDIFICIO ISLÁMICO SOBRE EL FORO ROMANO.

Los sillares de granito que se conservan delante de la fachada principal del templo, son vestigios arqueológicos de un edificio monumental construido por los musulmanes entre los siglos VIII y IX. Se ubicaba a pocos metros del podio del templo, ocupando el espacio de la antigua escalera romana, ahora destruida.
El conjunto palaciego pudo ser residencia del gobernador musulmán hasta la construcción de la Alcazaba en el año 835, cumpliendo, tal vez, funciones administrativas y de representación. 



 EL PALACIO DE LOS CORBOS.
A finales del siglo XVI, siguiendo los gustos de la época por los vestigios de la antigüedad, Don Álvaro Mexía, caballero de la Orden de Santiago, construyó su residencia palaciega sobre los restos del templo romano.



Hoy se conserva parte de la fachada principal del palacio renacentista. En ella, destacan una sencilla portada y una ventana decorada con reminiscencias góticas.



Fíjense en el escudo y el heraldo. Fueron dispuestos para significar la antigüedad del linaje de los propietarios. Del interior del palacio se conserva la arquería de un patio. Fue levantada en de dos pisos y aprovecha columnas y capiteles romanos y visigodos.
En 1.972 el edificio fue expropiado con la intención de recuperar el antiguo templo romano aunque, posteriormente, se decidió mantener la parte del palacio por su indudable valor patrimonial. La construcción del palacio de Los Corbos, puntualmente conocido como "Casa de los Milagros", facilitó que el templo llegara a nuestros días en un excelente estado de conservación.