Campo extremeño - Asoma la primavera


Aunque aún no ha terminado el invierno, la primavera está metiendo prisa para que éste se vaya cuanto antes. Prueba de ello es este campo en los llanos de Cáceres, repleto de margaritas que le hacen irresistiblemente bello, todo un refresco para la vista, y un pesar cuando tienes que pisarlas.
Claro, que siempre nos queda el paseo por los bosques de alcornoques (Quercus suber) y encinas (Quercus ilex) que en estos tiempos están bien poblados de aves de diversas especies, que nos alegran con sus cantos.
Sea como fuere, en Extremadura, tenemos buenos campos con hermosas rutas para pasear y más aún con la flora que empieza a romper y pintar los campos de diverso colorido.