Una historia de Fantasmas II ( Yuyus )

""La curiosidad, mato al gato"" 
 ¡ Pues, sí ! Así fue
  • Acordándonos de la noche que nos quedamos a dormir en aquella casona antigua y enorme, no pudimos por menos que acercarnos otra vez al mismo sitio a pasar la noche y ver si de nuevo nos visitaba el fantasma. 
  • No llevábamos mucho tiempo en el lugar, cuando uno leves ruidos nos hicieron volver la mirada hacia la escalera que baja del primer piso, y... allí estaba, casi al nivel del suelo del piso bajo. Nos quedamos mirando al ""yuyu"" y  nada. No se movía. Estaba como esperando para ser fotografiado. Uno de los compañeros de aventura  pregunta: ¿¿ Has sido alguna vez modelo, actor  o actora??  No obtenemos respuesta. 
  • Sencillamente hace como si pusiera lo que bien podría interpretarse como una mano sobre el pasamanos de la barandilla de la escalera y permanece así por unos segundos .
  • Otro de los compañeros de equipo se da cuenta de que el fantasma no está solo. ¡¡¡Mirad !!! En el primer escalón hay un perrito. ¡¡¡ Cierto !!! Comentamos todos con asombro.  Sumidos por un momento entre la incredulidad y el asombro,  observamos como se va el perrito y siguiendo al perrito, el fantasma, hacia el patio de la casona donde hay un pozo enorme.
  •  El fantasma según se aleja va dejando un tenue destello de luz que sale de su mirada, como dándonos el adiós desaparecen fantasma y perro como difuminados en la oscuridad.
  •  Esperamos seguir haciéndole fotos cuando pase algún tiempo. Hasta entonces... seguiremos recordándole con su perrito.