Ballenas libres en altamar Costa Adeje (Tenerife)


Hay pocas cosas que te den esa sensación de la libertad que tanto ansiamos los humanos, aunque nos sentimos y decimos que somos libres... no lo somos tanto al estar sujetos a una serie de normas y obligaciones que la sociedad nos impone para el buen desarrollo de la vida cotidiana.En fin, dejémonos de retórica y vayamos a saber lo que es la verdadera libertad. Esa libertad de la que gozan los animales salvajes que no está sujeta a normas ni leyes,  ya nacen con sus leyes implícitas como una parte más de ellos mediante su conocimiento innato, no sujeto a juzgados ni normas  modificables cada día. ¡¡¡Esa es la verdadera libertad!!! La que se aplica mediante el respeto mutuo como parte de uno mismo. 
Mi agradecimiento particular a GREEN PEACE por su lucha diaria para que estos animalitos ( En este caso más bien animalotes) puedan estar ahí, donde les corresponde viviendo su vida y podamos nosotros y nuestros descendientes  poder seguir disfrutando  y alegrándonos la vista y el alma con su juego del escondite con las olas  y la superficie marina y sabiendo que tienen cerca un amigo

Divertido juego el de la ballena, se asoma... se esconde... siente que hay un barco cerca, de nuevo superficie para ver los humanos, resopla y se sumerge de nuevo , pero, ¿por cuánto tiempo? nada, unos segundos y sigue el ritmo del barco, quiere saber lo que pasa, es curiosa por naturaleza y como no, viendo su forma de actuar, no podemos decir que no es sociable, lo deja muy patente.
Llega la hora de darles el ¡¡¡ADIOS!!! Amiga ballena. Y notas como la letra de esa canción de Los Del Río...""Algo se muere en el alma, cuando un amigo se va y va dejando una huella que no se puede olvidar"" ahonda en tu interior.
Salvemos a los animales. 
  ¡¡¡TODOS SOMOS NECESARIOS!!!