Granada - 2 panorámicas (noche y día) de la Alhambra desde el Albaicín y Generalife


Panorámica de la Alhambra de Granada desde el barrio del Albaicín.

La Alhambra (Qal´at al-Hamra, castillo rojo) baluarte del último reino musulmán de la Península Ibérica: Reino Nazarí de Granada (1238 - 1492).

Desde aquí la frágil monarquía nazarita, asediada  por los reyes cristianos, económica y militarmente, supo resistir durante dos siglos y medio a la vez que alcanzaba su máximo esplendor cultural y científico.

Los sultanes nazaríes, construyeron la Alhambra e hicieron de Granada una de las ciudades más bellas e importantes de la época.

Mohamed al-Ahmar, fundador de la dinastía nazarí, tomó la sabia decisión de abandonar los palacios de la bulliciosa, intrigante e insegura Alcazaba Cadima (Vieja) en el Albaicín y trasladar su residencia a la otra vertiente del río Darro, a la cumbre del cerro llamado la "Sabika",  enclave más seguro y estratégico.

Para ello canalizó las aguas del río conduciéndolas por la "Acequia Real" hasta la árida colina, y restauró la vieja fortaleza allí ubicada desde el siglo IX.

Comienza a dibujarse en el paisaje de granada, la silueta de la Alhambra.


Los monarcas por excelencia constructores de la Alhambra fueron Yusuf I (1333-1353) y su hijo Mohamed V (1353-1391) y del siglo XIV la época dorada del reino nazarí.

Durante la siguiente centuria se inició un periodo sombrío e inestable que culminó con la conquista del Reino de Granada por los Reyes Católicos.

Tras diez años de dura confrontación (1482-1492), el 2 de enero de 1492, Boabdil, último rey de la Alhambra, entregó las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos.


Texto: La Alhambra.
Fotografía: Demetrio Fernández Vaquero.