Las setas en Extremadura - Cáceres -1/3 - cosas de otoño - 5 fotografías


En otoño, las hojas vuelven a la madre tierra y un ciclo se cierra.

El suelo del bosque se anima con una nueva presencia.

Entre el humus y la hojarasca, húmeda y tierna, o tal vez junto a la madera seca, surgen miríadas de setas.

Atractivas y mágicas, enigmáticas y etéreas. Siempre nos asombró su rápida aparición, colorido, formas y rareza.

Hoy, mejor conocidas, no han perdido ese halo de misterio que las rodea.


Hijas del humus y de la lluvia, las setas forman uno de los grupos de organismos vivos más curioso e interesante.

Clasificadas durante mucho tiempo como vegetales, actualmente constituyen un reino aparte, el Reino Fungi o  de los hongos, integrado por más de 60.000 especies en todo el mundo.


Su importancia ecológica no tiene igual.

Gracias a su participación en el reciclado de la materia viva y a sus intercambios de nutrientes con árboles y arbustos, los bosques gozan de salud y estabilidad.

Sin bosques no habría setas, pero sin setas poco durarían los bosques.


La sabia naturaleza ha unido en simbiosis o matrimonio perfecto al bosque y las setas.



Texto extraído del libro Bosques y setas en Extremadura. 
Las setas en Extremadura por Fernando Durán Oliva.
Fotografías: Demetrio Fernández Vaquero.