Garrovillas de Alconétar - Iglesia de Santa María de la Consolación -


Comenzadas hacia 1.494, sus obras debieron finalizar sobre 1.520. Es un edificio de una sola nave en sillería granítica y mampostería revocada de cal. En reformas posteriores que afectaron a la cabecera, se empleó ladrillo.

Destaca en ella la portada principal, abierta en un gran vano de medio punto abocinado, con arquivoltas decoradas con bolas. Aparece enmarcada por pilares mórtidos.

En el interior del templo se aprecian tres tramos de bóveda de crucería sobre arcos escarzanos. Su retablo mayor es del siglo XVII, realizado en madera policromada,  y está dedicado a la Asunción de la Virgen y combina esculturas de bulto redondo con relieves y pinturas.

A los pies del templo se encuentra el coro, asentado sobre una bóveda casi plana. En el se encuentra un órgano considerado como uno de los más antiguos de la península.