Villamesías (Cáceres), la belleza de sus campos


A veces, cuando repasas las fotografías, te encuentras con sorpresas y detalles de los que antes no te habías percatado. Es lo que me pasó al reparar en la primera fotografía, ya que en el momento de hacerla no me di cuenta del trabajo polinizador que estaban realizando los dos insectos de la parte superior derecha de la foto. En fin, no todo es... polinizar.
Y Dios dijo: ¡¡Creced y multiplicaos!! Y hasta los coleópteros lo entendieron.