Cáceres- Buitres en Parque Nacional Monfragüe


Extremadura es una de las regiones europeas de mayor importancia para las aves, un verdadero paraíso ornitológico debido al excelente estado de conservación de sus hábitats y la diversidad de paisajes existentes en ella. En la Sierra de Gredos se encuentran las altas cumbres nevadas, las dehesas abundantes, sus bosques intactos, sus grandes ríos y sus grandes embalses y su abundancia en agua (siendo la autonomía con más kilómetros de costa de la Península Ibérica), los pastizales en la penillanura, la inmensa zona de regadío y sus montañas, constituyen un ambiente favorable para que la diversidad de aves encuentren en Extremadura un lugar idóneo para establecerse.


344 especies de aves se han inventariado en Extremadura de las que, al menos 228 nidifican en la autonomía, mientras que el resto son aves en paso migratorio o con presencia ocasional