Extremadura Cuando era primavera III

Erizo aseándose.
Cuando la tierra está limpia y el tiempo apacible, en los campos extremeños no difícil encontrarse con animalitos de este y otros tipos, sobre todo por las tardes a la hora del ocaso, si andas con coche por las carreteras, es fácil encontrar un erizo, meloncillo, zorro, conejo, ciervos o tal vez el peligroso jabalí  cruzando la carretera, es por esto que hay que llevar un gran cuidado para no tener un accidente.
En el caso de los erizos, había que sacar unos letreros que indicaran las zonas donde hay más cantidad y el peligro de atropellarlos.


Dejando a un lado la fauna, cosa casi imposible tratándose de Extremadura por la cantidad de especies que alberga, nos deleitamos con su gran variedad de flora, desde los tomillares que pintan el campo de verde y grana pasando por los retamales que adornan los campos con sus colores verde pálido y el amarillento de sus flores, y en las praderas o valles de sus campos, encontramos una gran variedad de orquídeas, pues la mayor parte de las que tenemos en la Península, se encuentran en esta tierra Extremeña.