Mérida - Acueducto romano de los Milagros , siglo III - segunda parte


 Mérida, acueducto romano de los Milagros, siglo III.

El acueducto se compone de elegantes y sólidos pilares constituidos por un núcleo de hormigón revestidos de sillares que alternan cada cinco hiladas con otras de ladrillo, material que vuelve a aparecer en los dos y tres pisos de arcos que llegan a alcanzar una altura de 25 metros, a los que habría que añadir el Specus. (canal por donde se deslizaba el agua)


A estos pilares de planta cuadrada se adosan contrafuerte que se cubren con sillares almohadillados, mientras los pilares y el último piso están recubiertos con un sillar plano y más menudo.


Es una monumental obra de ingeniería integrada en un conjunto mayor formado por una galería de tramos subterráneos que va hasta la piscina limaria donde el agua se limpia y se eleva sobre el acuducto, Hasta llegar al castelum aquae, donde se distribuye a la zona oeste de la ciudad


Estuvo en uso hasta fechas no demasiado lejanas, pero distintos avatares y acontecimientos históricos dañaron la fábrica de "Los Milagros" irreparablemente.