¿Hasta cuando? El pueblo pide cambios


LEY DE REFORMA DEL CONGRESO (Enmienda a la Constitución)  INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR.


Hoy he recibido un Whatsapp de lo más apetecible como proyecto de futuro.

Algo que considero sería muy JUSTO POR LEY Y POR NATURALEZA. Claro, que a nuestros, poco queridos, y más bien odiados políticos... seguro que no les gustaría que esto se llevara a cabo, puesto que tendría grandes consecuencias sociales: de una parte, se terminaría con el status privilegiado que en la actualidad disfruta la clase política, y por otra parte, empezaría a florecer el tan castigado y maltrecho campo del resto de la sociedad, particularmente el del mundo obrero, y... quien sabe, a lo mejor, hasta resurgían en apoyo del asalariado los sindicatos.

Y hasta creo que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial entenderían lo que es caminar juntos, que no revueltos.

Contenido de un Whatsapp  que paso a transcribir seguidamente:

1.- El diputado será asalariado solamente durante su mandato. Y tendrá jubilación proveniente solamente por el mandato realizado.

2.- El diputado contribuirá al Régimen General de la Seguridad Social como el resto de ciudadanos.
El fondo de jubilación del Congreso pasará al régimen vigente de la Seguridad Social.

El diputado participará de los beneficios del régimen de la Seguridad Social exactamente como todos los demás ciudadanos.

El fondo de jubilación no puede ser usado para ninguna otra finalidad.

3.- El diputado debe pagar su plan de jubilación, como todos los españoles.

4.- El diputado dejará de votar su propio aumento de salario.

5.- El diputado dejará su seguro actual de salud y estará sujeto al mismo sistema de salud que los demás ciudadanos españoles.

6.- El diputado debe igualmente cumplir las mismas leyes que el resto de los españoles.

7.- Servir en el Congreso es un trabajo, no una carrera. Los diputados deben cumplir sus mandatos (no más de 2 legislaturas) y luego reincorporarse a la vida laboral previa a su etapa de Servicio Público, si la hubiere, si no, al paro.

8.- Reducir al menos un 30 % el número de componentes políticos de las instituciones. (Concejales de Ayuntamiento, diputados nacionales, diputados regionales, etc.) .

9.- Eliminar instituciones obsoletas o duplicadas: senado, diputaciones provinciales, etc.

10.- Reducir un 50 % el número de asesores de cargos políticos, así como limitar racionalmente sus retribuciones.

Ciertamente, me parecen unas buenas medidas, ahora sólo falta, que se recauden 500.000 firmas y que alguien con garra y ganas le ponga en trámite para aplicar la INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR.

Aunque yo no creo en milagros... la esperanza es siempre lo último que pierdo. ¡¡¡ADELANTE!!!