Judería Vieja de Cáceres, Historia


Judería Vieja de Cáceres.

La belleza y el tipismo de la Judería Vieja de Cáceres, con sus calles estrechas, sus casas encaladas y luminosas y las flores en sus ventanas y balcones, sólo es comparable con la nobleza monumental de esta ciudad milenaria: todo un símbolo del arrimo que buscaron siempre las aljamas protectoras de los reyes o de los grandes señores. El recorrido desde la Judería Nueva, al otro lado de la Plaza Mayor, ofrece además la oportunidad de visitar, siguiendo las huellas medievales de sus vecinos hebreos, una buena parte de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.


Primeras noticias del asentamiento judío en Cáceres - 1229.

Se desconoce la fecha exacta en la que los judíos se asientas en Cáceres ya que no poseemos fuentes, ni escritas ni arqueológicas, que afirmen una presencia judía en época romana. Lo que sí parece seguro, ya que así se interpreta la lectura del Fuero de Cáceres de 1229, es que durante la larga dominación musulmana de la ciudad denominada entonces Hizn Qazris,  los hebreos mantuvieron una presencia, incluso cierta relevancia, en la sociedad cacereña.

Prerrogativas judías en el Fuero de Cáceres.

El Fuero de Cáceres fue ratificado en 1231 por Fernando III El Santo, y en el se animaba a los judíos, moros y cristianos a habitar la ciudad recién reconquistada. En la confirmación de los derechos y prerrogativas del fuero, el Rey Santo otorgó a Cáceres facultad para organizar y celebrar una feria a finales de abril y quince días primeros de mayo, mercado en el que tanto judíos como moros y cristianos estaban invitados a participar como repobladores. El Fuero, de hecho, dedica ocho capítulos a los judíos que entonces, apenas debías contar con un centenar largo de vecinos, población que se debió multiplicar en los dos siglos posteriores. El Fuero de Cáceres, además, recogía la facultad que tenían los judíos, gracias a la concesión real, de probar su inocencia jurando sobre la Torá en la sinagoga.

"Et fasta I morabedi iure el ludio per paraula. Et de morabedi arriba iure por carta. Dentro ena sinagoga teniendo la Torá enos brazos. Si la Torá non ovieren tengan el libro de los X mandamientos. Et si ita non facerit pot hy caya.


1229 - 1470. Antigua sinagoga (Ermita de San Antonio) 

La actual Ermita de San Antonio ocupa el solar donde antaño estuvo la Sinagoga de la Judería Vieja hasta el año 1470, cuando la aljama, en cumplimiento de la orden de apartamiento, tuvo que ceder el templo a Alfonso Golfín, Señor de Torre Arias. Éste decidió derribarla para construir en su solar una ermita bajo la advocación de San Antonio de Padua, que más tarde daría nombre a lo que fue la Judería Vieja. Con posterioridad a estos hechos, un hijo de Pedro de Carvajal, que poseyó propiedades anexas a la sinagoga tras la expulsión, aparece en 1504 como donante a la iglesia de San Antonio: 

" De un solar que yo tengo e me pertenece a la judería vieja que es en la collacion de señor san Mattheos. 

La ermita dio nombre al Barrio y a su calle principal.



Cáceres aparece descrita por primera vez como aljama en 1474.

La comunidad judía de Cáceres aparece descrita como aljama en 1474, en el repartimiento hecho a los judíos por el Rabí Jacob Aben Núñez  el juez mayor de los judíos en tiempo de Enrique IV de Trastámara. El cuantioso tributo aportado por al erario real, 8.200 maravedíes, situaba a la aljama de Cáceres entre las cinco primeras de Castilla.



Hasta aquí, una pequeña parte de la historia de la Judería Vieja de Cáceres. Para ampliar conocimientos sobre el tema: Redjuderíascaceres - 
Caminos de sefarad
Red de juderías de España.


Texto extraído de: Caminos de Sefarad - Red de Juderías de España.
Fotografía: Demetrio Fernández Vaquero.