Cáceres, paisajes ruta de senderismo a orillas del embalse del Guadiloba - 3 fotografías


Garzas sobre la encina.
Al fondo el Risco de Sierra de Fuentes.

En verano, a primeras horas de la mañana, cuando el sol aún no está muy alto, y la suave brisa humedecida por las aguas frescas y transparentes del embalse nos acaricia el rostro, sin detenerse, alternando el caminar, unas veces por la orilla, otras por el camino que bordea el embalse, vamos recorriendo el trayecto que nos hemos propuesto andar esta mañana, aproximadamente 10 kilómetros.
Aunque bien valdría la pena detenerse para ver la diversidad de aves acuáticas, no se puede perder mucho tiempo en estos menesteres, si realmente queremos hacer el recorrido propuesto, habremos de dejar a un lado la observación de aves, tanto acuáticas como rapaces y otras especies, y seguir caminando para evitar estar por estos entornos cuando el sol se alce y nos caliente más de lo que deseamos.


En las fotografías podemos apreciar algunos detalles del trayecto recorrido. En la primera fotografía, vemos una garza que se posa sobre la encina, donde al menos, otras tres de su misma especie descansan. La segunda fotografía, poca diferencia con la primera, únicamente que las garzas, están ya todas posadas en el árbol.



En esta tercera y última fotografía, contemplamos un trozo del embalse del Guadiloba, embalse que abastece a la ciudad de Cáceres de agua, todo un refresco para la vista y el cuerpo, y aunque los baños están prohibidos, sí que se puede uno refrescar la cara con sus aguas frescas y limpias.