Trujillo 2/2 (Cáceres) Extremadura - 2 fotografías


Trujillo - Cáceres - Extremadura.

El paso definitivo a poder cristiano tiene lugar en 1232, con la confluencia ante los muros trujillanos de tropas de las órdenes Militares de Alcántara, Santiago, el Temple y Hospitalarios, a los que se sumó el obispo de Plasencia, que reafirma con su presencia sus derechos a una ciudad englobada en la diócesis placentina según su Bula de creación (1189), con amplios territorios y, por tanto, con importantes ingresos para las arcas obispales.


Tras el definitivo paso a poder cristiano, se define el territorio concedido a Trujillo y sobre el que ejercerá su señorío. Un amplio alfoz delimitado al norte y noroeste por el río Almonte, al sur por el Guadiana y el Gargáligas, mientras que por el este, el río Tamuja marca los límites con las tierras cacereñas. Plasencia, Cáceres, las Órdenes militares de Santiago y Alcántara, Medellín y las tierras de Toledo y Talavera conforman las jurisdicciones vecinas de Trujillo, con las que pronto establecerá cartas de vecindad o amojonamiento de límites.



El reparto de tierras sigue a la ocupación del territorio y configura la consiguiente estructura de la propiedad, que no sufrirá importantes cambios en los siglos siguientes. Surge así un grupo de grandes propietarios que, habiendo participado o no en la toma de Trujillo, serán los principales beneficiarios de concesiones territoriales en el término, al mismo tiempo que se configura y consolida un importante patrimonio territorial del propio concejo, constituido por tierras comunales y de propios, tierras esenciales para las economías campesinas de los habitantes del término y de la propia ciudad y fuente esencial de los ingresos concejiles.

Porque desde 1232, Trujillo pasa a depender directamente de la Corona como concejo de realengo, situación que asegura la concesión a la entonces villa del Fuero Real por Alfonso X. Villa de realengo primero y ciudad de la Corona después, a partir de la concesión en 1430 de este título por parte de Juan II y que permanecerá como posesión de la Corona a pesar de algunos intentos de señorialización (concesión a Álvaro de Zúñiga en 1469 y a Juan Pacheco en 1474).


Texto: Excmo Ayuntamiento de Trujillo.
Fotografía: Demetrio Fernández Vaquero.