Sony - Cáceres medieval, Castillos de Las Arguijuelas de Arriba - Las Arguijuelas de Abajo y alpacas para el ganado


Castillo de Las Arguijuelas de Arriba. Siglo XVI .
Construido por iniciativa de  Diego de Ovando de Cáceres y su esposa primera, Teresa Rol de la Cerda Según inventario del propio Diego de Ovando.
La puerta principal de entrada al castillo está coronada por el escudo heráldico perteneciente al matrimonio.
Su esquema es cuadrangular con patio central y en sus esquinas, tres torres redondas y otra prismática.
Muy próximo al castillo se encuentra la capilla, también construida  por Diego de Cáceres. Destacaremos de esta capilla el retablo de mediados del siglo XVI, pintado por Luis de Morales (Hoy ya es historia).
Próximo a la carretera Nacional 630. entre Cáceres y Mérida, a muy pocos kilómetros de Cáceres.
Por sus alrededores se pueden observar diferentes aves de distintas clases así como animales  diversos: Asnos, ovejas, vacas, etc.



Alpacas: Rollo de hierba semi seca que se recoje en las frondosas praderas extremeñas en primavera para su almacenamiento y reserva de nutrientes para el ganado. Cuando el alimento natural escasea en el campo y los animales tienen menos comida, se les distribuye para su alimentación.
Hay diferentes formas físicas: Redondas, cuadradas, rectangulares, en forma de bola y protegidas por plástico... Pero el fin es el mismo. 


Detalle de pradera guadañada y hecha alpacas. (listas para su transporte a almacén)


Castillo de Las Arguijuelas de Abajo:  Siglo XVI.
Propiedad de Francisco de Ovando "El Rico", hijo del anterior y Francisco de Ovando Mayoralgo, hijo de "El Rico".
Pueden observarse en varios lugares los blasones de la familia Ovando-Mogollón especialmente atractivos, tanto los de mármol,(más pequeños) como los tallados en granito, sobre los que se eleva un matacán semicilíndrico con troneras cruciformes.
Muy próxima al castillo se encuentra ubicada la ermita de Nuestra Señora de Gracia, de finales del siglo XV. y principios del XVI.
Restaurante y lugar en el que se suelen celebrar torneos medievales a caballo, en su hermoso patio, que da lugar a la entrada del castillo y del restaurante. Un lugar idóneo para pasarse la tarde-noche tomando algo sentado en las afueras del castillo, en la terraza de su patio.
Como en el anterior, pueden observarse en sus alrededores diversas aves como milanos, águilas perdiceras, cernícalos, rabilargos, trigueros tórtolas y otras especies.
Otro atractivo en sus cercanías es la pesca en el río Salor, próximo al castillo.
Estupendo paisaje primaveral, diverso colorido y aromas campestres.