Villamesías (Cáceres) - Asociación de Amas de Casa en visita al Palacio Real de Riofrío - Segovia - 2 fotografías


Palacio Real de Riofrío. (Segovia)

El Palacio Real de Riofrío se asienta en una finca que perteneció al marqués de Paredes, un coto de caza privilegiado que se arrendó a la Corona y se vendió a mediados del siglo XVIII. 
Las obras para su construcción fueron auspiciadas por la reina Isabel de Farnesio, viuda del rey Felipe V.
Los terrenos del palacio abarca 625 hectáreas de bosque con gran diversidad faunística: corzos, gamos, ciervos, y otras muchas especies.
El palacio es de línea entre renacentista y también barroca. Mide 84 metros de largo y fue habitado por el rey consorte Francisco de Asís de Borbón, rey consorte y marido de Isabel II, y por Alfonso XII tras enviudar de su primera esposa María de las Mercedes.
El Palacio Real de Riofrío se abre por primera vez al público el 14 de julio de 1965, después de una reforma.


En su interior, el Palacio alberga el museo de caza, un recorrido por la historia de la cinegética desde los tiempos primitivos hasta los modernos complementando sus piezas con pinturas de Synders, Velázquez y Rubens y tapices del siglo XVIII de la Real Fabrica de Santa Bárbara, pero lo que más llama la atención es la zona ubicada en la mitad de las salas de la plata noble del edificio histórico, donde se encuentran las representaciones de los diferentes animales de la península Ibérica, integrados en su hábitat, iluminados y con una pintura de fondo, realizada por José Luis Benedito (taxidermista) y Emilio Ruiz del Río (maquetista), donde se pueden contemplar de manera individual el ciervo, el lobo, el zorro, el gamo, el oso, así como patos, perdices, abutardas, águila real, buitres, grullas, garzas y una larga relación de animales, conservados todos ellos en un estado admirable. Algo que recomiendo no perderse en la visita.