Mérida, puente romano de la Vía de la Plata y Acueducto de los Milagros en el río Albarregas


Puente romano de la Vía de la Plata y Acueducto de los Milagros.

Este puente fue construido en la misma época que el otro puente romano de la ciudad, el que cruza el río Guadiana, a finales del siglo I a C. durante el reinado del emperador Augusto. Marcaba la salida de la ciudad por el norte y se encontraba en la prolongación del cardo maximus de la ciudad romana, una de sus dos calle principales. Por este punte atravesaba y atraviesa la importante calzada de la Vía de la Plata, que se prolongaba hasta Astorga, en el norte de la Península Ibérica. Transcurre en paralelo al cercano Acueducto de los Milagros.

Su estructura de gran solidez perfectamente conservada, está formada por cuatro arcos de medio punto construidos con sillares almohadillados de granito, típicos de la arquitectura de la Antigua Roma.

Mide 145 metros de largo por 7,9 metros de ancho y tiene una altura media de 6,5 metros. 
El pretil y la cornisa de su parte superior no son obra romana, se añadieron el algún momento del siglo XIX.

Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1912.

Desde 1993 su uso es exclusivamente peatonal.


Río Albarregas y Acueducto de los Milagros en Mérida.

El río Albarregas (barraeca) es un río afluente del río Guadiana que en un corto tramo de su curso final atraviesa la ciudad de Mérida (Badajoz).

Nace en la Sierra Bermeja y Cornalvo, en el Parque Natural de Cornalvo. Discurre por la localidad de Trujillanos yendo a desembocar en la margen derecha del río Guadiana, en el casco urbano de Mérida.

El río debe su nombre al paso continuo de civilizaciones por el suelo de la Península Ibérica. Los romanos lo llamaron Fluminus Barraeca y los musulmanes transformaron la palabra con el prefijo Al, dando origen a su nombre tal y como hoy se conoce. 

As u paso por Mérida, este río es atravesado por dos importantes obras de ingeniería de la Antigua Roma, el Acueducto de los Milagros y un puente romano.

Documentación: WIKIPEDIA, la enciclopedia libre.
Fotografías: Demetrio Fernández Vaquero.