La Vía de la Plata en Extremadura - Texto y fotos


Vía de la Plata en Extremadura.

Por su importancia histórica y estratégica para nuestro país, esta ruta milenaria ha llegado intacta hasta nuestros días.

La Vía de la Plata, que originariamente iba desde Asturica Augusta (Astorga, León) hasta Emérita Augusta (Mérida, Badajoz), fue una de las calzadas principales que vertebraron la comunicación en Hispania durante el imperio romano, recorriendo la península de norte a sur.

La parte extremeña de la Vía de la Plata es una preciosa ruta que recorre algunos de los lugares más significativos de Extremadura.
La ruta arranca en Monesterio donde puedes visitar la iglesia de Santiago Apóstol. Hay que continuar hacia Fuente de Cantos, donde encontrarás uno de los Albergues Turísticos de la Vía de la Plata.




Siguiendo por Medina de las Torres, lugar de gran importancia en época romana, llegarás a Zafra, uno de los conjuntos históricos más bellos de Extremadura, y cuya visita es imprescindible. Para continuar, tomando de referencia la Torre de San Francisco, te diriges a Los Santos de Maimona para llegar a Villafranca de los Barros, población que perteneció a la Orden de Santiago.


Pasando por Torremejía, cuyo origen se remonta a la repoblación que hicieron los cristianos tras reconquistar tierras musulmanas, y donde podemos hacer una parada en nuestra ruta para saborear un buen vino Ribera del Guadiana, llegamos a Mérida, una parada obligada por su maravilloso conjunto histórico y que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


Y próximo a Mérida, camino de Cáceres, puedes hacer una parada para disfrutar de un entorno natural como el que te ofrece el Parque Natural de Cornalvo. Siguiendo nuestro camino pasarás por las localidades de Carrascalejo y Aljucén hasta entrar a Casas de Don Antonio, muy cerca puedes visitar la hermosa basílica de Santa María del Trampal, en Alcúescar.
Continuas atravesando la Aldea del Cano, hasta llagar a Cáceres, no sin antes ver a las afueras las ruinas del campamento de Castra Cecilia, donde se ha recuperado buena parte del yacimiento arqueológico. El excepcional conjunto monumental de Cáceres, ciudad también declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, data en su mayoría de los s. XV y XVI.


Al salir de Cáceres, te diriges al Casar de Cáceres, famoso por su producción quesera, y donde podrás degustar una deliciosa Torta del Casar, hasta descender al Embalse de Alcántara.
Pasando por la población de Grimaldo, llegarás a San Gil y Galisteo, localidades de obligada visita, sobre todo por el soberbio amurallamiento mudéjar de esta última. Desde San Gil, continúa hasta Carcaboso.
Por Casa de Ventaquemada, el camino nos lleva a Cáparra, con su arco como símbolo inequívoco de la ciudad. Cáparra cuenta también con un Centro de Interpretación de la Vía de la Plata que te ayudará y dará información muy útil sobre la misma.


Continuando hacia Aldeanueva del Camino, que atraviesa la Comarca del Valle del Ambroz, tienes que salir en dirección a Baños de Montemayor, localidad famosa por sus aguas termales y que ahora cuenta con un excelente balneario. Dispone, asimismo, de Albergue Turístico de Centro de Interpretación de la Vía de la Plata.

Aquí termina  la ruta extremeña de la Vía de la Plata, para continuar hacia el Norte en dirección a Astorga.

Texto: Extremadura Turismo.
Fotografías: Demetrio Fernández Vaquero.