Mérida - Acueducto de los Milagros - Siglo I d C - 3 fotografías

 Mérida - Acueducto de los Milagros.

Características arquitectónicas.
El acueducto tenía como función el suministro de agua al lado Oeste de la ciudad. El punto de captación de agua o caput aquae, se situaba en el embalse de Proserpina, desde donde nacía una conducción que serpenteaba a lo largo de casi 12 kilómetros.
La conducción discurre sinuosa bajo el suelo siguiendo la curva de nivel con una ligera pendiente.
Es en su mayor parte un a galería subterránea excavada en roca viva, salvo en los pasos sobre algunos arroyos que se salvan con pequeñas arquerías en alzado.
 En la parte final de la conducción es donde se sitúa la arquería más famosa, cuando se salva el río Albarregas, para lo cual se tuvo que construir una serie de pilares (arcuationes), que cnostituyen la parte más vistosa.



El acueducto finalizaba al entrar en la ciudad por en punto más alto del cerro del Calvario, donde apareció intramuros un ninfeo como  final monumental (tradicionalmente denominado castellum aquae, aunque este debió situarse en las proximidades).
Este último tramo de arquerías se alarga 830 metros, con una altura de 25 metros en la parte más profunda del valle del río Albarregas. 
La estructura de dicho tramo es característica de Mérida. Se compone de robustos, pero elegantes pilares, en los que alternan cinco hiladas de granito con otras tantas hiladas de ladrillo. Arcos de diferentes alturas van enlazando los pilares, cuyo núcleo es de opus caementicium. Los arcos de enlace son de ladrillo, salvo el que salva el cauce del río, que tiene las dovelas de granito muy bien trabajadas.


Son todavía 73 los pilares que han permanecido más o menos deteriorados.
Esta obra, que causó el asombro general en los pasados siglos, don de se consideró un milagro que los pilares se conservaran en gran medida aún en pie, tomando así el nombre con el que se conoce al acueducto.
Respecto a la cronología, como apuntan las intervenciones del tramo del canal frente al cementerio y del ninfeo ubicado en el Calvario, se dataría aproximadamente, en época Claudia o de los Flavios, es decir siglo I d. C.

Texto: WIKIPEDIA, la enciclopedia libre.
Fotografías: Demetrio Fernández Vaquero.