Córdoba - Mezquita 1ª fase de Abderramán I - 6 fotos




Con Abderramán I en el poder, y la importancia de Córdoba en la época, se hacía. necesario construir una Mezquita Aljama.
Las obras de la Mezquita dan comienzo en el año 785, sobre el demolido cenobio visigótico dedicado a San Vicente.
El total ocupado en la actualidad en de una superficie de 22.400 metros cuadrados, distribuidos 175 metros de norte a sur por 128 metros de este a oeste.
Está considerado el más importante monumento islámico de Occidente.
Es única en España y una de las mayores del mundo.
La unidad de superficie utilizada en su construcción fue el codo, que en el Mihrab, corresponde exactamente a 47,5 cms. (CODO RASSASI).
El material empleado fue, en su mayoría, piedra franca muy abundante en la zona.
Se empezó a construir por su muro principal: KIBLA, orientado hacia la Meca (45º sureste desde Córdoba) y la KIBLA de la Mezquita de Córdoba está orientada 28º al sureste por lo que existe una variación inexplicable de 17º.
En su perímetro existen doce puertas, siendo la más antigua la Puerta de San Esteban en el lado oeste y en el lado norte la principal, la Puerta del Perdón de neta influencia almohade.



Siguiendo la tradición islámica, la gran Mezquita de Córdoba está compuesta de tres partes: el Alminar o Torre, el Saha, o Patio de las Abluciones y la Sala de Oración.




Se inspira en la Mezquita de Damasco, con la tradicional distribución en sahn (patio de abluciones) y zullah (sala de oración). Pero se percibe una fuerte influencia  del arte hispanorromano, no sólo porque se aprovechan los materiales de la derruida San Vicente, sino también porque el sentido de las naves se traza en dirección (y no en paralelo) al muro de la quibla, como sucedía en las iglesias visigodas. Por otra parte, los arcos superpuestos y la alternancia de ladrillo y piedra (rojo y beig) en el despiece de los arcos tuvieron su modelo en la tradición hispanorromana.



Según cronistas árabes, Abderramán I murió el 30 de septiembre del 788, sin ver terminada la Mezquita, que sería finalizada por su hijo y sucesor Hixén I.