Erizo en campos de Cáceres


 Y... ¿¿¿Quién puede resistirse, ante un encuentro con un animalito así de tierno, a no hacer un alto en el camino y dedicarle todo el tiempo necesario para que se confíe y hacerle unas cuantas fotografías??? Con un poco de paciencia, deja a un lado su parte defensiva y cautelosa y puede ser un buen modelo. Después... sigue con su captura de insectos para nutrirse.